Defensores de Inmigrantes Advierten de una Ola de Fraude Mientras Inmigrantes Temen la Deportación Bajo Trump

Lea el artículo original en inglés.

Aseguran tener contactos gubernamentales especiales y prometen brindar tarjetas de residencia y servicios legales a menor precio. Al final acaban cobrando un monto absurdo, y haciendo mal trabajo y errores que pueden afectar los ahorros de toda su vida o llegarle a la gente a ser expulsada.

Los estafadores que por mucho tiempo se han dirigido contra las comunidades de inmigrantes se esforzarán más en los meses que vienen con la inminente presidencia de Donald J. Trump, y sus promesas que incluyen medidas de inmigración más estrictas, advierten los grupos de asistencia legal y los defensores de inmigración.

“Para atraerles, dicen que ‘no tienes que pagar mucho. Esto es muy sencillo.’ Como los clientes no pueden permitirse ir a cualquier otro sitio, piensan que solo necesitan que alguien les ayude a hacer algo muy sencillo,” dijo Jacqueline Santos, abogada de inmigración para el Public Law Center en Santa Ana.

Frecuentemente se hacen pasar por notarios públicos. En México, ellos son las personas designadas y asumen responsabilidades semejantes a las que asumen los abogados. Muchos inmigrantes hispanohablantes ignoran el papel distinto que tienen los notarios estadounidenses, quienes están permitidos hacer mucho más que presenciar la firma de documentos.

Por si fuera poco, los abogados y consultores de inmigración fiables pueden llamarse notarios y así se publicitan a sí mismos. Cuando un inmigrante se acerca a una vidriera que lleva un letrero notarial, o responde a un anuncio, le cuesta saber si se trata de una persona que es de fiar.

Las consecuencias pueden ser graves. Algunos inmigrantes pierden los ahorros de toda la vida y se encuentran en una peor posición legal, dijo Nasim Khansari, director de ciudadanía para Asian Americans Advancing Justice, un grupo de ayuda legal basado en Los Ángeles.

“Se publicitan que están autorizados y luego resulta que les estafan y les roban miles de dólares a los inmigrantes,” dijo Khansari. “Muchas veces por no archivar nada de parte de su cliente o por archivar los documentos incorrectos que les llevan a la expulsión.”

En el año 2015 el Colegio de Abogados de California recibió 581 quejas acerca de los individuos que ejercen la ley sin licencia. Según un reportaje anual publicado en abril por el Colegio, 118 de las quejas se trataron de la inmigración.

Nuevas Policías Llevan a Más Fraude

Los defensores dicen que en momentos como éste en el que ponen en marcha cambios importantes de la ley o de los cuerpos policiales, el fraude se vuelve más prevalente.

Desde que anunció su candidatura el junio de 2015, Trump ha prometido tomar medidas rigurosas con el fin de prevenir la inmigración ilegal. Una vez prometió deportar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven actualmente en los Estados Unidos.

Pese a que se ha alejado de esta postura desde su elección, todavía quiere deportar a tres millones de inmigrantes indocumentados que han cometido delitos. En cuanto a la capacidad que tiene Trump para seguir hasta el final con una mano dura, hay un gran desacuerdo. Cuando asuma el cargo el enero entrante, tendrá el poder de hacer muchas cosas.

De máxima prioridad será la capacidad de dar marcha atrás los dos programas implementados por el presidente Obama en los últimos años, los cuales les han puestos fáciles a los niños de los indocumentados a trabajar y vivir en este país.

La última vez que los oficiales y defensores advirtieron un aumento en el fraude de inmigración fue en 2014 cuando esos programas conocidos como DACA y DAPA (por sus siglas en inglés) fueron implementados.

“Cuando la economía estaba de mal estado y muchas personas se declaraban en quiebra, se notaban problemas con los preparadores de peticiones de bancarrota,” dijo Ken Babcock, director ejecutivo del Public Law Center. “No hay bastante información buena, honesta o exacta […] y es difícil de competir con la publicidad que no paran de hacer las estafas.”

Últimamente Santos dirigió un taller en la sede central de Latino Health Access ubicada en Santa Ana, tratándose de los indocumentados. Hizo hincapié en que cada caso de inmigración es diferente y que los inmigrantes deben ser cautelosos de las personas que prometen resultados específicos.

“A veces son la familia que dice que les fueron bien, pero pienso que todos los casos son iguales,” dijo Santos. “Tal vez su familia diga que ‘yo fui allá y fue muy rápido, que ya tengo todo lo que necesito,’ y después encuentran problemas.”

Santos aconsejan que las familias busquen el nombre de su abogado en el sitio de web del colegio de abogados de California para asegurar de que tiene licencia y que no tiene medidas disciplinarias mayores.

Mientras tanto, los consultores de inmigración no están permitidos a dar ningún asesoramiento legal. Solamente puede brindar la asistencia no legal como la traducción de papeleo o el ayudar a los inmigrantes a completar formularios. Aún están obligados a registrar por el estado y archivar un bono de 100.000 dólares que puede comprobar por la red.

Sensibilizar a la Comunidad

Ya que la palabra “notario” implica un nivel de autoridad legal para los inmigrantes latinos, la ley estatal prohíbe que los consultores utilicen esta palabra. Es probable que, una persona que dice ser notario pero no es un abogado con licencia, sea poco fiable.

Sin embargo, el fraude no sale a la luz hasta que ya ocurrió. Además, puede ser difícil localizar a los notarios y hacerles responsables.

“Las personas que no son de fiar cerrarán las puertas de la tienda los martes y las abrirán bajo otro nombre los miércoles,” dijo Babcock.

Babcock dijo que despertar a la comunidad en torno a los riesgos que corren, y los recursos por los que pueden obtener asistencia de inmigración legítima, es la mejor defensa contra el fraude notarial.

Rebecca Farmer, portavoz del Colegio, dijo que bajo la ley estatal actual, el Colegio solamente tiene la autoridad para actuar contra los abogados con licencia en su sistema.

Actualizacion 12/1/2016: Farmer agregó que el Colegio puede tomar medidas con el fin de recuperar los documentos y datos legales del individuo de una persona que no sea abogado, o entablar una demanda en el tribunal de estado contra las personas que hacen publicidades engañosas para pasarse como abogados.

No obstante, Farmer dijo que el fraude de notario se ha vuelto una prioridad para el Colegio en los últimos años, mientras que se va aumentando el número de inmigrantes en el estado. Ahora el Colegio se coordina con los cuerpos policiales y grupos de asistencia legal para fomentar la conciencia y prevención.

Khansari dijo que las medidas que tomaron las autoridades gubernamentales con el fin de acabar con el fraude notarial no cumplen con las expectativas.

“Ellos a menudo no están dispuestos a interponer un acto a menos que haya una pérdida o un número de víctimas específico. Por eso ir por un notario es un reto a menos que haya pruebas que demuestren que es una cosa recurrente,” dijo Khansari.

Recursos Disponibles

Las víctimas de fraude pueden comunicarle el problema al fiscal general, a las agencias de la protección del consumidor o a los agentes policiales. También pueden solicitarles la ayuda a los defensores para demandar a los notarios y recuperar fondos perdidos. No garantizan que vayan a recuperar ese dinero, y puede que el daño que empeoró la situación no sea irrevocable.

Khansari considera la nueva legislación aprobada en septiembre por la junta de supervisores del condado de Los Ángeles es prometedora, pero sólo un comienzo.

Los supervisores de Los Ángeles aprobaron un programa policial que propuso la Supervisora Hilda Solis, que requeriría que los consultores de inmigración obtuvieran una licencia del condado, un esfuerzo para acabar con el fraude y quienes los cometen. El programa facilita que las autoridades castiguen el fraude convirtiéndolo en un delito penal presentarse como un notario o ofrecer servicios no autorizados.

The American Immigration Lawyers Association y American Bar Association han lanzado un sitio web con información sobre las leyes de cada estado sobre consultores de inmigración y enlaces a grupos de ayuda legal de buena reputación.

Babcock dijo que el detener el fraude notarial siempre será un obstáculo, especialmente en Orange County, donde el Public Law Center y Legal Aid Society les brindan servicios amplios a los residentes de bajos recursos.

“Somos el sexto condado más grande de este país. Es probable que en el condado de Los Ángeles haya 30 programas que ayudan a las personas de bajos recursos,” dijo Babcock. “Es una gran parte del problema, que no tiene mucha capacidad.”

Babcock señala que Catholic Charities y World Relief son dos organizaciones que brindan referencias fiables y asistencia con la inmigración.

Son aún más limitados los recursos disponibles a los inmigrantes asiático americanos en sus lenguas maternas.

La mayoría de los grupos de defensa asiático americanos, ubicados en Orange County, proporcionan servicios relacionados con la atención médica y los servicios sociales. A los asiáticos americanos de Orange County se les refiere como Asian Americans Advancing Justice, el grupo que brinda asistencia jurídica y traducciones a unos idiomas asiáticos.

Khansari dijo que los grupos defensores deciden servir de perros guardianes para encaminarles a los inmigrantes a los recursos reconocidos y fomentarles a las víctimas de fraude a presentarse ante la polícia.

“No van a tomar represalias contra ti ni te van a deportar porque te defraudan,” dijo Khansari.

Los defensores sugieren que las familias que buscan a un consultor de inmigración sigan estas guías:

  • En el lugar de pagar en efectivo, escriba un cheque de caja o un cheque asociado con su cuenta bancaria con el fin de dejar un rastro de documentos.
  • Cuente con amigos, familia y grupos de asistencia legal por si necesita un consultor de inmigración reconocido. No contrate a un consultor que has encontrado de un anuncio o de una guía telefónica.
  • No confíe en los consultores que te pidan que les pague por los formularios o antes de que sea completado el trabajo. Se puede descargar casi todos los formularios gratis.
  • No firme documentos en blanco ni documentos con información
  • Pídale al consultor un contrato, escrito en inglés y en su lengua materna, que detalle los servicios que ofrecerá y los pagos que esperará a que usted haga.
  • Si alguien le cuenta a usted sobre una nueva ley secreta de inmigración o le asegura que tiene contactos o influencias especiales con oficinas y agencias gubernamentales, no se deje engañar.
  • No pague a una persona por que le remita a un abogado de inmigración.
  • Siempre obtenga pruebas de que sus documentos fueron archivados. Pida una copia o un recibo cuando se entregue algo para tu caso.
  • No le permita a nadie que te busque un patrocinador o un esposo con el fin de conseguirle una tarjeta de residencia porque es ilegal.
  • Para denunciar un fraude, llame a la línea directa de inmigración del colegio, disponible en español e inglés: (866) 879-4532. Una denuncia de fraude se puede hacer por llenar un formulario en la red.

Traducción de Natalie Legros. Envíe comentarios sobre la calidad de esta traducción a la autora: tvo@voiceofoc.org.

  • BeeBee.BeeLeaves

    Nothing worse than vulnerable people being defrauded. Remember when all those icky lawyers and fake lawyers, notaries, defrauded so many during the housing bubble crisis and stole thousands up front from folks losing homes? Worse kind of people ever. We must stop them every which way we can. Evil. Must be destroyed.